Ante la necesidad, impuesta por la cruda realidad de la crisis, de idear y promover fórmulas de autogestión y financiamiento que suplan la falta de recursos provenientes de las administraciones públicas, la entidad de Mujeres Supervivientes de Violencias de Género crea la Cooperativa de Mujeres Libres, una iniciativa que tiene como uno de sus primeros proyectos la comercialización de Le Vin Violette, línea de vinos ecológicos -blanco verdejo, tinto de la variedad Tempranillo, y Pedro Ximénez- cuyos ingresos se destinan a financiar los programas de las mujeres víctimas de violencia de género.

De esa forma, Mujeres Libres Sociedad Cooperativa Andaluza de Integración Social se constituye como un emprendimiento social para la transformación y la sostenibilidad a través de una economía solidaria. Es una idea que surge de la inteligencia colectiva del equipo de mujeres profesionales de la asociación, como respuesta constructiva y creativa para afrontar los recortes que en estos últimos años han dificultado el desarrollo de muchos proyectos profesionales, sobre todo para las mujeres

La Cooperativa de Mujeres Libres verá materializado en breve su proyecto de tienda virtual, al que se irán sumando otras líneas de productos agroalimentarios como quesos ecológicos tipo gourmet, aceites de oliva y vinagres agridulces

De momento, Le Vin Violette se puede encargar al precio de 10 euros la botella, a través de la web de la asociación de Mujeres Supervivientes de Violencias de Género, y de su propia página.

En la elaboración de estos caldos ecológicos, con perspectiva de género y conciencia medioambiental, la Cooperativa de Mujeres Libres cuenta con la inestimable colaboración de Bodegas Robles, en cuya elección fue decisiva su sensibilidad y compromiso social y con el medio ambiente, al tratarse de “una bodega que se sustenta en valores de solidaridad, justicia social, igualdad y respeto por la naturaleza”, según señala Antonia Ávalos, de la asociación de Mujeres Supervivientes de Violencias de Género.

Vinos con conciencia social y medioambiental

Estos vinos ecológicos de la Tierra de Andalucía destacan por su naturaleza versátil y su capacidad de acercarse a una amplia clientela con un paladar delicado, personas cuyo denominador común es que saben de la necesidad y emergencia de la vida de las mujeres y son conscientes de que su realidad puede y debe cambiar. Le Vin Violette está elaborado en todas sus variedades con cariño y respeto a la naturaleza, sin abonos industriales que rompan con el equilibrio natural y, por tanto, representa una clara apuesta por la producción sostenible y el consumo responsable. Va dirigido a todas aquellas personas que deseen disfrutar de un intenso y variado sabor y de la posibilidad de convertirse en agente de cambio social, desde la mesa de su casa. Son vinos que en palabras de Ávalos “te transportan a una experiencia de flores y campo y al goce de estar vivas y libres. Disfrutar de sus sabores a frutas representa toda una explosión sensorial”.

Botellas de las tres variedades de vinos ecológicos Le Vin Violette.

Esta savia de amor propio y alegría de vivir, “Cosecha de Mujeres Libres”, como reza su etiqueta, lleva un año vendiéndose en catas, tiendas ecológicas como La Rendija, tiendas como A falta de Pan y establecimientos como la librería La Extravagante, bajo las siguientes etiquetas: Le Vin Violette Rubí (Tinto Tempranillo ecológico), Le Vin Violette Atrevida (Blanco Afrutado ecológico)y Le Vin Violette Ámbar (Pedro Ximénez ecológico). Sus ventas mantienen un ritmo sostenido, con un repunte en las pasadas fiestas navideñas.

Asociación de Mujeres Supervivientes

La asociación de Mujeres Supervivientes de Violencias de Género la constituyen un equipo multidisciplinar de mujeres profesionales expertas en violencia de género -y que, en algunos casos, la han sufrido en carne propia-, con un amplio bagaje en la intervención con mujeres que la han padecido. Una intervención integral, basada en el diseño del itinerario personal de cada mujer que, desde que llega a esta entidad, se convierte en el centro de atención. Desde hace tiempo viene desempeñando una labor pública fundamental en la ciudad de Sevilla y a nivel estatal, atendiendo a cientos de mujeres que están pasando por la terrible experiencia de la violencia machista.

(Fotos cedidas por la Asociación de Mujeres Supervivientes de Violencias de Género).